lunes, 16 de mayo de 2022

El sutil viacrucis al visitar la réplica de la Capilla Sixtina en CDMX

r-plica-capilla-sixtina-cdmx

Me parece que, por el momento, no hay extensión de fecha para visitar la réplica de la Capilla Sixtina en CDMX. Así que tienes escasos días para conocerla. La entrada no tiene costo y la experiencia (aún cuando deja mucho que desear el montaje externo y las condiciones de acceso) bien vale la pena.

Sólo recuerda que la entrada al paraíso está llena de vicisitudes. Avisados están. 

Si bien el acceso a la réplica no tiene costo espera un poco de problemas en la visita al lugar. El boletaje vía electrónica siempre marca agotado. Y el acceso presencial puede presentar varios inconvenientes. Dependiendo de la cantidad de gente formada puedes esperar formado de 20 minutos (en la 1a etapa) a una hora y media. Después de esa 1a espera el pase al interior del recinto está garantizado. Ahí tienes un pequeño lobby-recorrido  que presenta un horrendo montaje con  material relacionado a la historia de la iglesia católica, la Capilla Sixtina y la relación iglesia-estado México-El Vaticano.

Claro, mucho de ello lo tendrás que imaginar porque la señalética del lobby carece en su mayoría de textos alusivos a lo que estás viendo. Parece un montaje nivel primaria donde a todos se les olvidó indicar qué es qué y cuál es su significado e importancia.

Terminado ese pequeño desperfecto. Empieza el viacrucis.

Si, El viacrucis. De 20 a 30 minutos parados, amontonados a la entrada de la 2a sala donde nos esperarían otros 20 o 30 minutos nuevamente parados y sin ventilación alguna. Entonces ya llevaríamos dentro del recinto 40 minutos parados, amontonados, sin ventilación y con un calor de los mil demonios. No. No puedes entrar con alimentos mucho menos con bebidas. Se entiende la solicitud pero ante semejantes condiciones se agradecería otra política de ingreso. 

 

Un par de desmayados

Gente molesta y al borde de la histeria

Gritos, empujones y una franca incomodidad

 

Pero empieza el video que da inicio a la experiencia de la Réplica de la Capilla Sixtina. Dos réplicas a tamaño natural de la Guardia Suiza flanquean la entrada.

Termina el video y entramos al recinto en sí. Luces adecuadas (seguía el infernal calor) y audio sincronizado (un par de desconexiones que se arreglaron rápidamente) para empezar la narrativa de la historia, concepción y realización de la Capilla. 

20 minutos de narrativa en audio, luces y vista de la Capilla y ámonos, el grupo que sigue. A nosotros se nos había acabado el veinte.

Y vale la pena el viacrucis. La réplica de la Capilla Sixtina bien vale una acalorada que a todas luces sería evitable si los responsables a cargo pensaran mejor las cosas.

Quizás el viacrucis para entrar a la Réplica es una sutil manera que tuvo el Gobierno de la CDMX de decirnos cómo fue la construcción de la Capilla Sixtina Real. Digamos que no captamos la sutil sutileza del recurso, ja!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Silvestre y comestible: la cocina de recolección en el semidesierto queretano

Silvestre y comestible: la cocina de recolección en el semidesierto queretano Por: Mariana Morales Cortés* Proyecto Garambullo, ubicado e...