Presentan campaña: “Todos Unidos por el Vino Mexicano”

PHOTO-2018-05-14-14-55-43

Se presentó la campaña “Todos Unidos por el Vino Mexicano”, que tiene como principal objetivo generar una plataforma de 15 acciones estratégicas que tiendan a lograr de manera inmediata una mayor difusión acerca de la dimensión actual y oportunidades de industria vitivinícola en México, para lograr ante el público consumidor un mayor conocimiento acerca del la diversidad de vinos que hoy se producen en el territorio nacional, así como al mediano y largo plazo lograr incentivar inversiones para una expansión acelerada de la producción y de la infraestructura industrial y turística asociada; y de esta manera recuperar una mayor participación y presencia del vino mexicano en los mercados nacional e internacional.

La campaña se da a conocer gracias a la reciente aprobación de la nueva Ley de Fomento a la Industria Vitivinícola en la que se votó a favor por unanimidad en el H. Congreso de la Unión el pasado 26 de abril. 

Esta ley permitirá construir una plataforma de políticas públicas en los tres niveles de gobierno para fomentar las capacidades de producción y crecimiento de infraestructura en fábrica y bodegas, aunado al impulso y vinculación creación de los destinos de oferta gastronómica y no turística del país.

Durante la presentación, el Senador Héctor Larios Córdova, resaltó la importancia de los sectores participantes y los efectos positivos en otras áreas relacionadas.

“Este producto legislativo que no implica ninguna concesión especial de ningún tipo a la industria vitivinícola, lo que hace es generar la coordinación entre las autoridades, los gobiernos estatales y los productores en diversos estados del país para establecer políticas públicas y armar una industria de enorme importancia para el país como la vitivinícola. Es un proyecto legislativo de larga maduración, hace unos 10 años que se empezó con la primera iniciativa por el entonces Diputado Francisco Vega de Lamadrid, se aprobó en comisiones, que por cierto la presidía el actual Secretario de Economía, que fue un aliado importante.

Pero debe advertirse que para promover el consumo es necesario tener una mayor cantidad de vino mexicano que ofertar en el mercado, porque hoy es cierto que es insuficiente la producción actual para abastecer la demanda y crecimiento de las ventas de vino de 8% anual y que con mucho trabajo el vino tiene una participación del 29.3% del mercado interno frente a los vinos importados que cuenta con una participación del 70.6 %, vinos que proceden principalmente de España, Chile, Argentina, Francia, Italia entre otros más.

Las inversión requerida acumulada en los próximo 15 años se estima superior a los 10 mil millones de pesos, pero que también generará una derrama acumulada en comercialización y servicios esperada muy superior a los 18 mil millones de pesos, lo que hace viable en el tiempo de manera sostenible orientar y diseñar política publicas que incentiven la inversión y desarrollo del sector.

Tan solo la producción actual de 6,747 hectáreas necesita aumentarse en 15 años a 15 mil hectáreas con una inversión anual promedio requerida máxima estimada de 400 millones de pesos, así como del volumen de 2.1 millones de cajas que equivalen a cerca de 2,520,000 litros a 15 año se estima requerimientos de inversión promedio anual máxima de 300 millones de pesos adicionales para poder llegar a procesar y almacenar 5 millones de cajas anuales equivalente a 4,500,000 litros anuales.

La campaña deberá impulsar de manera una plataforma de 15 acciones estratégicas que se agrupan en 3 ejes estratégicos:

El PRIMER EJE ESTRATÉGICO será contribuir a PONER EN MARCHA DE DEL MARCO LEGAL CON EL FOMENTO DE LA LEY que contempla acciones no solo de hacer que esta no sea letra muerta propiciando un adecuado funcionamiento y operación de la Comisión intersecretarial que estará bajo la coordinación de la SECRETARIA DE ECONOMÍA y de la SAGARPA, así como continuar participando en la agenda establecida por la CONAGO, lograr el monitoreo estadístico nacional acerca del consumo y producción y fortalecer el marco regulatorio e institucional y representatividad del los sistemas producto a nivel estatal y a nivel nacional del Consejo Mexicano Vitivinícola que a la luz de que este año celebramos 70 años de habernos constituido como organización gremial.

El SEGUNDO EJE ESTRATÉGICO será la del aumento de la difusión y consumo del vino mexicano, implementando a partir del mes de mayo de este año 2018, diez acciones inmediatas que van desde la implementación de un campaña en redes sociales y activaciones e relaciones publicas, viajes con prensa en 7 regiones vitivinícolas, edición de un libro y fascículo de distribución nacional; producción y transmisión de documentales para TV; elaboración de un Estudio de cadena de Valor del vino mexicano y fomento de apoyo a la inversión, Promoción de concursos internacionales de vino en México; registro ante el IMPI y lanzamiento de una marca colectiva de vino mexicano; adecuación del “Portal Web sobre vino mexicano”; el lanzamiento de 2 cursos masivos en línea con el INSTITUTO INTERAMERICANO DE COOPERACIÓN PARA LA AGRICULTURA (IICA) y la UNIVERSIDAD CLAUSTRO DE SOR JUANA; la Promoción del vino mexicano en eventos y festivales y la Consolidación de la Cooperación Técnica y Científica ante la Organización Internacional de la Viña y el Vino.

El aumento del consumo de vino en México solo será posible si también emprendemos 5 acciones permanentes en la que se haga una vinculación efectiva del vino mexicano a la oferta turística de destinos y rutas temáticas, y a la adaptación del vino mexicano hacia nuestra gastronomía para convertirla en repetición y frecuencia de su compra del consumidor y estar presente de manera creciente en las mesas de las familias mexicanas; pero sobre todo brindar la garantía ante el consumidor final de un adecuada información comercial sobre la calidad y autenticidad de los productos elaborados en México; así como de los atributos y beneficios en la salud nutrición del consumo moderado del vino; así como fortalecer la participación y realización de concursos internacionales, catas, degustaciones y fomentando las exportaciones en nichos específicos de mercado a nivel internacional.

Por ultimo el TERCER EJE ESTRATÉGICO, y no menos importante será el de EXPANSIÓN DE LA PRODUCCIÓN E INDUSTRIA VITIVINÍCOLA NACIONAL que pare ello se perfilan las siguientes 5 acciones que van desde considerar el tratamiento fiscal del vino como alimento, el IEPS grava con un impuesto especial aquellas actividades que por sus características generan costo social, pero habrá que considerar un mecanismo distinto de su pago debido a que la tendencia internacional en considerar al vino por su contenido y propiedades como un alimento mas que una bebida alcohólica.

De igual manera se buscará constituir un fondo de apoyo a la inversión que sea de manera inversa recuperado por el Gobierno federal mediante un aumento de la tributación fiscal derivada la de la propia expansión de la producción, comercialización y servicios asociados de la actividad vitivinícola nacional.

También se procurara la sostenibilidad del crecimiento de la producción para mitigar los efectos del cambio climático y mejorar aprovechamiento de los recursos naturales como lo es el del agua; se fomentará el desarrollo de formaciones técnicas y a nivel superior de recursos humanos especializados que requiere el sector y se consolidará la cooperación técnica y científica para asegurar la adopción de las mejores practicas internacionales con el apoyo de la Organización Internacional de la Viña y el Vino, del cual, México reingreso a partir del mes de Octubre del año 2016 y que en reconocimiento México será oficial del 45º Congreso Mundial de la Viña y el vino en el año 2022 y del cual tendremos la oportunidad de recibir a más de 1,000 expertos a nivel mundial de 46 países.

“En México a cifras de 2016 se estima un consumo anual de 89.5 millones de litros, aunque sólo el 31% de este consumo es de vino nacional, el cual se produce en el viñedo de los estados de Baja California, Coahuila, Querétaro, Chihuahua, Guanajuato, Aguascalientes, Zacatecas, San Luis Potosí, Puebla, Sonora y Nuevo León.

Si bien se ha registrado un incremento prometedor en el consumo de los vinos en nuestro país, es necesario mencionar que no ha favorecido de forma significativa el consumo de los de origen mexicano, lo que hace necesario el apoyo a nuestro sector vitivinícola y felicito por ello la iniciativa de la campaña Todos Unidos por el Vino Mexicano.

Esta ley podría convertirse en un primer paso para el desarrollo integral de esta industria, mediante la implementación de normas que faciliten y promuevan el avance y crecimiento de la producción nacional de vino. Asimismo permitirá que se fomente el consumo de los vinos mexicanos, no sólo en el país, sino a nivel internacional”

En esta segunda etapa de la integración de la Iniciativa de Ley de Fomento a la Industria Vitivinícola, realizamos diversas reuniones técnicas y ejecutivas de la CONAGO, así como Mesas de Trabajo dónde abordamos temas sobre producción y desarrollo tecnológico; financiamiento; producto, promoción y comercialización; incentivos fiscales; y aspectos legislativos; mismas que fueron realizadas en los Estados de Baja California, Chihuahua, Coahuila, Guanajuato, Nuevo León y la Ciudad de México, siempre acompañados por el Consejo Mexicano Vitivinícola.

La Campaña Todos Unidos por el Vino Mexicano cuenta con el apoyo de los productores y apoyo obtenido por parte del Gobierno de la República a través de la SAGARPA con los incentivos de promoción comercial que se otorgan a través de ASERCA.

redacción

Entradas populares