viernes, 29 de abril de 2022

Todo lo que debes saber sobre el vapeo

vapeo

La historia del vapeo: todo lo que necesitas saber sobre la tendencia para dejar de fumar. 

Hoy en día, el vapeo es muy popular.  Sin embargo, no siempre ha sido común y tiene toda una historia detrás. Comparado con el cigarro que todos conocemos, los cigarrillos electrónicos tienen menos tiempo de existir.

Desde 1920 hasta la actualidad, te dejamos todo lo que debes saber sobre los vapeadores y cómo han evolucionado a los diferentes tipos de dispositivos que hoy en día conocemos. Además, aprende las diferencias entre ellos para elegir el que más te acomode.

Inicios del vapeo, evolución y mejoras:

Durante siglos, fumar ha sido una actividad muy común entre la población mundial, sin embargo, desde 1798 el médico estadounidense Benjamin Rush señaló el hecho de que los cigarros pueden generar daños irreparables en la salud, y desde entonces, se han buscado diferentes alternativas menos dañinas. Aquí es donde empieza el universo de los vapeadores.

El primer vaporizador eléctrico, 1927

En este año, Joseph Robinson imaginó el primer “vaporizador eléctrico”, soñando con que el dispositivo facilitara la inhalación de vapor, dejando fuera la posibilidad de quemar el tabaco. Su idea fue patentada, aunque por décadas se mantuvo en secreto.

El primer cigarrillo sin tabaco, 1960

Hasta los años 60, cuando la mayoría de la gente realmente empezó a preocuparse por los efectos del cigarro en la salud, Herbert Gilbert utilizó la tecnología disponible en esa época y le dio vida al proyecto de Robinson, creando el primer "cigarrillo sin tabaco".

El origen del término vapear, 1980

Aunque en el momento no hubo interesados en fabricar el producto de Gilbert, un par de décadas después Phil Ray y Normal Jacobson trabajaron para comercializar el concepto de los cigarrillos electrónicos. El hecho de inhalar sin combustión fue una idea revolucionaria para su época, y puso en nuestro vocabulario el término “vapear”, que viene del vapor generado por el dispositivo.

Alternativa para dejar de fumar, 2003

En 2003, el farmacéutico chino Hon Lik ideó un dispositivo de vaporización tras la muerte de su padre, quien era fumador, por cáncer pulmonar. "Creí que si podía utilizar el vapor para simular el humo del cigarrillo, esto podría ayudarme", dijo Lik a Reuters.

Aprovechando los avances tecnológicos del siglo XXI, Hon Lik logró lo que ninguno de sus antecesores, experimentando hasta encontrar el líquido que mejor simulara la sensación de inhalar el humo del tabaco: se trata del propilenglicol junto con la glicerina vegetal, ingredientes clave hasta la fecha en los e-líquidos.

Lik puso baterías de litio en tubos para atomizar la solución líquida de la nicotina, y con ello creó el cigarrillo electrónico como lo conocemos hoy.

Desde hace más de una década, empezando con estudios conducidos por países como Nueva Zelanda, se ha comprobado que vapear es menos peligroso y dañino que fumar cigarros, y se ha considerado una alternativa segura para dejar de fumar.

De acuerdo con el Global State of Tobacco Harm Reduction, el 2021 cerró con 82 millones de personas que vapean alrededor del mundo.

Tipos de vapeadores

Desde el invento de Hon Lik, ha habido una serie de innovaciones y mejoras en el diseño de los vapeadores. Hoy en día podemos encontrar dispositivos poco estorbosos y funcionales, incluso, desechables. Aquí todos:

Mods

Se trata de dispositivos electrónicos que generalmente utilizan niveles bajos de nicotina y dan a los usuarios la oportunidad de configurar diferentes características para mejorar la experiencia del vapeo, tales como la temperatura y la capacidad de regular la potencia del hit. Este tipo de dispositivos cuentan con un tipo de sistema avanzado en donde la cantidad de vapor puede ser mayor a otros vapeadores. Por lo tanto, cuentan con baterías más grandes, así como mayor capacidad de líquido.

Sistemas de pods

Los pods son una variación entre un cigarro electrónico o vapeador tradicional y un MOD. Estos dispositivos utilizan cartuchos desechables para que la experiencia sea más sencilla y fácil. Incluso, se activan solo con inhalar de la boquilla.

Desechables

Como su nombre lo indica, este tipo de dispositivos son desechables y tienen una duración establecida. Por lo general, oscilan entre las 200 y 2,500 inhalaciones.

Vape Pens

El diseño de las también conocidas como “vaping pens” es mucho más alargado, además de que puedes identificarlas por su mayor peso. Estas generan menor vapor, por lo tanto, se consideran las mejores para principiantes.

Componentes en los vapeadores o cigarrillos electrónicos

Actualmente, los vapeadores están compuestos por una batería, un atomizador que vaporiza el líquido y un cartomizador, en donde se encuentra el cartucho y el atomizador juntos. Además, algunos vapeadores o cigarrillos electrónicos cuentan con clearomizadores que dan el control para vaporizar. También están los cartuchos y tanques, para almacenar el líquido, así como las boquillas, de donde inhalamos.

Los vapeadores o cigarrillos electrónicos están diseñados para que el líquido se caliente y se convierta en vapor, que se inhala después por la boquilla. Debido a que no queman tabaco como los cigarros, los usuarios no están expuestos a los mismos niveles de ingredientes tóxicos. Aunque los líquidos para vapear también contienen nicotina, está comprobado que el contenido de sustancias tóxicas es menor al de los cigarros.

De acuerdo con el Royal College of Physicians de Londres, los cigarrillos electrónicos son un 95% menos nocivos que el tabaco y que son dos veces más eficaces para ayudar a los fumadores adultos a dejar de fumar que otras opciones como los parches.

 

redacción

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recetas con amaranto

Recetas con amaranto El amaranto es considerado como un superalimento, ya que contiene una excelente fuente de proteínas, fibra, hierro, c...