jueves, 18 de noviembre de 2021

Blanco Bistró. Atrevido y sutil. Sí. Se puede

blanco-bistr-3
Chef Gerard Bellver

Visitar a los Blancos ha resultado ser una sorpresa inesperada. Son 3. Y aún cuando comparten un membrete y una visión gastronómica; cada uno de ellos tiene su propia personalidad. Misma que les permite navegar dulcemente en los placeres de la buena mesa. 

Blanco Bistró está a cargo del chef Jesús Tolentino, quién desempeña el cargo de manera excepcional.

Pero es evidente, porque esas cosas son difíciles de ocultar, que el tutelaje de los Blancos está a cargo del chef Gerard Bellver. La exquisitez de la propuesta de Bellver cubre cada aspecto del menú de los Blancos. Imposible no ubicar esos matices que lo hicieron famoso en BIKO.

blanco-bistr-1
Alcachofas a las brasas con vinagre de yema

Invitados a degustar su menú, fuimos recibidos de manera esplendorosa con unas alcachofas a las brasas con vinagre de yema. Mismas que decidimos acompañar con el pan de la casa y mantequilla. Continuamos en ello con las croquetas de jamón serrano con doble empanizado y aioli de chipotle. Para entonces teníamos ya el vino. Un Monte Xanic Krystel Sauvignon Blanc. 

Blanco Bistró se encuentra en Paseo Tamarindos 901. En Bosques. Los otros dos Blanco están en Colima 168, Col. Roma (Blanco Colima) y en Emilio Castelar 163 (Blanco Castelar), Polanco.

Blanco Bistró es un lugar acogedor y se presta mucho para esa cercanía en el uno a uno. De petit comité es fantástico. Sin tanto bullicio y con la distancia exacta para compartir experiencias y cercanía.

blanco-bistr-4

Todo eso en una carta de alimentos y bebidas que le permite al comensal disfrutar una exquisita propuesta gastronómica que va de un maravilloso hummus a un rack de cordero de Colorado en costra de menta y sumac. Las opciones son firmes y plenas. 

Atrevidas inclusive.

Por ejemplo: Ceviche blanco. Con cítricos, aceite de oliva y pepino persa

Crudo de hamachi. Con ponzu, puré de serrano y jalapeño

Calamares baby crujientes con salsa de yogurt picante

En nuestra mesa aterrizaron  el crudo de hamachi y unas tostadas de atún fresco marinado en soya de chile ancho y verduras crujientes. Sobra decir que la transición de las entradas al plato principal iba por buen camino. Ese hamachi estaba espectacular porque además se mostraba la personalidad propia de Blanco Bistró. Ese no miedo de incorporar picante, especias e intenciones en los platillos del lugar. Y con eso Blanco Bistró se desmarca de una manera sutil y segura de las posibles ramificaciones estandarizadas que podría presentar la cocina contemporánea tan boga hoy en día.

blanco-bistr-2
Tostada de atún fresco marinado en soya de chile ancho y verduras crujientes

El picante, las especias, las intenciones y sobre todo la personalidad propia de los platillos son manifiestas. Y son una maravilla. En  los espectaculares short rib y robalo en la milpa es donde podrás constatar el nivel de la cocina de Blanco Bistró.

Y date tu tiempo al degustarlos. No apresures el bocadillo. No es necesario. Al contrario. Cada bocado te contará una historia. Sólo es cuestión de dejarte ir en ello. Monte Xanic seguía acompañandome pero ahora con su Cabernet Sauvignon.

blanco-bistr
Robalo en la milpa. Con esquites sobre costra de pepita

¿Los postres? Sí para entonces aún no has perdido el juicio con lo probado pide una sorpresa de avellana...

Para compartir por supuesto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Trasplante de microbiota fecal puede proporcionar inmunidad protectora contra el cáncer

Trasplante de microbiota fecal puede proporcionar inmunidad protectora contra el cáncer La microbiota intestinal humana desempeña un papel i...