La prensa francesa en el café

unnamed(7)Cafetera; sifón; dripper; chemex; kalita; prensa francesa o cafetera de émbolo, son algunos de los métodos más populares de extracción de café.

Es un hecho que la presentación y el origen de este fruto tienen fuertes efectos en el sabor de la bebida; sin embargo, ya sea que la presentación del café sea soluble, molido o en grano, una variable determinante en el sabor es el método de extracción o la forma en la que decidimos prepararlo.

“Favorita de muchos, practica, fácil de usar y extrañamente hermosa, la prensa francesa fue el primer paso hacia el café de especialidad de muchos de nosotros, la prensa francesa es una oportunidad de prepararse un café en casa u oficina gracias a su fácil preparación”, explicó Miriam Aldana, bicampeona de la Competencia Mexicana de Arte Latte.

En 1852 los franceses Mayer y Delforge dieron los primeros pasos para la creación de la prensa francesa, un dispositivo simple (y muy sencillo de utilizar) que no necesita de energía eléctrica para regalarnos una buena taza de café o té.

“Es muy práctica y fácil de usar en casa u oficinas, ya que solo necesitamos la prensa, el café molido y agua. Además que si lo que buscamos en un café es un mayor cuerpo este método nos lo da. Les vamos avisando que si no les gusta la sensación arenosa en el café, entonces probablemente la prensa no es para ustedes y es mejor probar otros métodos que otorguen un cuerpo más limpio”, detalló.

Al tener una malla metálica como filtro, y no utilizar papel, la prensa francesa retiene los aceites naturales que el café aporta. Si se prepara de la forma correcta, la cafetera de émbolo ofrece una bebida con mucho cuerpo, textura, excelente sabor y aromas.

El primer paso para preparar un café es elegirlo. Existen tres tipos de tostado y cada uno aportará un sabor diferente a la bebida. Un tostado ligero ofrecerá un sabor afrutado con un ligero toque de acidez; mientras que uno medio conserva mayor aroma y menor acídez; y uno oscuro eliminará en mayor medida la acidez.

Una vez elegido el café, para prepararlo en la prensa francesa debe molerse y medirse, se recomiendan 2 cucharadas por cada 178 ml de agua. El agua debe calentarse hasta 90ºC, colocarse en la prensa; introducir el émbolo y dejarlo reposar entre 3 y 5 minutos, ya que el método continuará extrayendo el café y eso ocasionará sabores amargos.

“La habilidad para controlar todas las variables de una prensa como la temperatura del agua, molienda y tiempo de extracción, permite la mejora de los métodos de preparación de acuerdo con las preferencias personales”, concluyó la barista.

redacción

Entradas populares